Wall Street y la criminalización de inmigrantes.

Wall Street y la criminalización de inmigrantes.

 Por: Peter Cervantes-Gautschi

 En los últimos cuatro años aproximadamente un millón de inmigrantes han sido encarcelados en peligrosos centros de detención en el sistema privada de cárceles financiado por contribuyentes. Un número creciente de reportes e investigaciones confirman que para muchos son empujados a este sistema, es una gran pesadilla. Niños fueron abusados, mujeres fueron violadas, y hombres se murieron por falta de atención médica básica.

 Estos centros son manejados por dos empresas apoyados por Wall Street que activamente apoyan la criminalización y encarcelamiento de inmigrantes en los Estados Unidos- Corrections Corporation of América (CCA) y el Grupo GEO.

 El centro T. Don Hutto de detención de inmigrantes en Taylor, Tejas provee un buen ejemplo conocido por los abusos que suceden dentro de cárceles privadas para inmigrantes.

 Comenzando en Mayo del 2006 la cárcel Don Hutto fue utilizado para alojar a niños y a sus padres quienes estaban esperando su deportación. Surgieron reportes sobre el trato abusivo común y corriente de niños por el personal de la Corrections Corporation of América. Una demanda del ACLU presentada a causa de los casos documentados del abuso finalmente llego a cerrar el centro Don Hutto para hospedar familias en 2008. Después de excluir a niños, los detenidos en Don Hutto fueron solamente mujeres. Pero los abusos continuaron. Ha surgido evidencia que un número de mujeres fueron abusadas sexualmente en los últimos dos años en Don Hutto por personal de CCA. Abuso sexual, incluyendo violación, ha sido documentado en varios centros de detención.

 La otra gran corporación de cárceles privadas contratados por el gobierno federal para manejar cárceles para inmigrantes es el Grupo GEO. Centros de detención de GEO son conocidos por su trato abusador a inmigrantes detenidos como también por las prácticas corruptas del personal que oprimen a los detenidos. El mes pasado hablamos con un miembro de familia de un detenido en un centro de GEO que le fue negada atención médica básica por la falta de fondos para pagar. La familia del detenido tuvo que recaudar fondos para que su familiar reciba atención medica en el centro de GEO. Otros detenidos de GEO han muerto a causa de falta de atención médica.

 También nos informo otro familiar de un detenido de GEO que presos quienes evitan caen en el lado equivocado de los guardias de GEO pueden aspirar, a lo mucho, a un trabajo en la prisión que paga 17 centavos la hora para hacer el trabajo de la oficina.

 Recientemente GEO acordó pagar indemnización por el abuso físico de sus empleados hacia presos que fueron desnudados y registrados en Pensilvania, Illinois, Tejas, y Nuevo México. En otro caso GEO tuvo que pagar $40 millones en la muerte injusta de un preso en detenido en Raymondville, Texas. GEO también ha enfrentado una demanda de siete niños quienes fueron abusados sexualmente por un guardia durante su detención en un centro de GEO.

 Corrections Corporation of América (CCA), basada en Nashville, Tennessee, y el Grupo GEO, una corporación global basada en Boca Raton, Florida, son dos de las más grandes empresas de cárceles. Ellos manejan operaciones altamente integradas para diseñar, construir, financiar y manejar prisiones. GEO recibe $1.17 billones anuales en ingreso, y CCA aun más con $1.69 billones. Juntas estas empresas son la fuerza principal de la organización detrás del escenario de la ola de esfuerzos legislativos anti-inmigrante que, si tienen éxito, incrementarían dramáticamente el número de presos inmigrantes en más de 20 estados.

 Persiguiendo el Dinero

 El presidente de GEO, George Zoley, fue un apoyante de Bush cuyos esfuerzos ayudaron a recaudar más de $100,000 en contribuciones a la campaña de Bush-Cheney en 2000 y 2004. En Octubre del 2003, GEO fue exitoso en conseguir un contrato para manejar el Campamento de Detención de la Bahía de Guantánamo, en la Bahía de Guantánamo, Cuba.

 GEO luego contrato los servicios de cabildeos quienes recientemente tenían puestos influyentes en el Departamento de Seguridad de las Fronteras de EEUU, Agencia de Prisiones, Oficina del Ministro de Justicia, y en aquel entonces el Líder de la Mayoría del Senado, George Mitchell, para presionar sus antiguos empleadores y el Congreso. A través del 2005 y culminando en la redada más grande de inmigración en la historia de EEUU en Diciembre del 2006, GEO y CCA combinados gastaron un total de más de $6 millones en esfuerzos para presionar políticos.

 El 1 de Mayo del 2006 mientras millones de personas marcharon a favor de derechos de migrantes en 102 ciudades en todo el país, GEO y CCA estaban presionando al gobierno federal para más negocio. Los activistas, sin importar su número histórico y apoyo amplio de varios ciudadanos, no pudieron poner fin a la ola creciente de apoyo del gobierno a los planes de negocio de GEO y CCA.

 La redada de Diciembre del 2006, en donde más de miles de hombres y mujeres empleadas en plantas empacadores de carne de Swift en varios estados fueron detenidas, marco un cambio en la aplicación de la ley de inmigración de 1995 por el gobierno federal. Por primera vez, muchos de los detenidos fueron procesados por crímenes como falsificación de documentos de identificación o robo de identidad que tendrían largas sentencias en la cárcel, en vez de un error en el número de seguro social, un delito menor.

 Este solo cambio en aplicación de la ley existente creó un “mercado” potencial de más de 10 millones de nuevos delincuentes de la noche a la mañana, multiplicando el mercado lucrativo de encarcelamiento para la industria de prisiones privadas, y causando una ola de susto en todas las comunidades inmigrantes del país. Durante el tiempo de la redada Swift, USA hoy cito al Reverendo Clarence Sandoval de la Iglesia Católica Sto. Tomas Aquinas en Logan, Utah, diciendo “Esta llevándose a madres y padres y estamos muy preocupados de los niños. Estoy recibiendo llamadas de madres que me cuentan que no saben adónde se han llevado a su esposo.”

 Con este cambio en la aplicación de ley federal, CCA y GEO de repente tenía una gran fuente de clientes cautivos, y comenzaron a ganar millones de dólares en fondos públicos para alojar, transportar, alimentar, y controlar inmigrantes.

 Previsiblemente, los costos para los contribuyentes incrementaron. Del 2006 al presente, el presupuesto de La Agencia de la Aplicación de Inmigración y Aduana (ICE) para la identificación, custodia, transportación, detención y deportación de inmigrantes ha incrementado 51%. El presupuesto para la Policía Judicial de EEUU (US Marshalls) para la custodia y transportación de inmigrantes durante el mismo periodo incremento 15% y el presupuesto de la Agencia de Prisiones para la detención de inmigrantes en el mismo periodo incremento 9%. Billones de dólares en incrementados gastos han proveído la fuente primaria para los billones en ingresos aumentados para CCA y GEO.

 Además, hoy en día 625 agencias policiacas del estado, condado, y municipalidad están proporcionando identificación, custodia, transportación y detención de inmigrantes a través de acuerdos con el Departamento de Seguridad de las Fronteras de EEUU.

 Según un estudio de la Oficina de Contabilidad del Gobierno federal del año pasado el costo de este programa a contribuyentes es desconocido porque 60% de gobiernos estatales y locales no mantienen datos de su personal, equipo del campo, material de la oficina y otros gastos relacionados con estos acuerdos, y por lo tanto no son reembolsados por estos costos. Sin importar el costo exacto, contribuyentes locales sintieron el incremento que este programa planear expandir a todas las 3,100 jurisdicciones de detención del estado, condado y municipio en toda la nación para fines del 2011. A causa de esto CCA y GEO pueden esperar un incremento de sus ingresos mientras que estados y condados incrementan los contratos a estas empresas para las responsabilidades de encarcelación.

 El año pasado Seeking Alpha, un sitio de web popular con opinión y análisis sobre el mercado popular de Wall Street, reporto que el ingreso de GEO de servicios de cuidado de salud en la cárcel terminado en Marzo del 2009 llego a $1.0 billones, una ganancia de 5.8%. Seeking Alpha indico que las ganancias de CCA para el mismo periodo en 19 estados fue más de $1.9 billones, con margen de ganancia de 9.4%. En un artículo titulado “Donde Delincuencias Hacen Buen Negocio” la misma publicación indica, “, Desafortunadamente el crimen, es una industria creciente y el Grupo GEO ha mostrado ser un jugador exitoso en la tendencia hacia externalizacion para gobiernos en muchos niveles.” Empujando la criminalización de inmigrantes para lanzar una red más grande en la sociedad ha sido parte clave en ese “éxito”.

 Muy pronto después que la Administración de Bush implementara este cambio en aplicación de ley afectando a inmigrantes, asesores de Wall Street recomendaron públicamente la compra de acciones en empresas privadas de prisiones como CCA y GEO. En ese tiempo, el Vicepresidente Dick Cheney estaba fuertemente invirtiendo en Vanguard, uno de los accionistas mayores en GEO.

 La presión valió la pena para ambas empresas al conseguir grandes incrementos en ingreso de contratos del gobierno para encarcelar inmigrantes. Del 2005 al 2009, por cada dólar que GEO gasto presionando al gobierno federal recibió $622 en contratos de fondos de contribuyentes, por un total de $996.7 millones. CCA recibió un regreso de $34 por cada dólar gastado en presionar al gobierno federal, por un total de $330.4 millones. Además, ambas empresas incrementaron su ingreso a través del mismo periodo gracias a contratos de centros de detención con varios estados.

 En el 2007 la Agencia de Aplicación de Inmigración y Aduana (ICE) organizo 30,407 redadas de inmigración en sitios de trabajo, vecindarios, y sitios públicos como paradas de camión y plataformas de trenes. El número de redadas organizadas ese año fue lo doble del total del 2006. El número de inmigrantes presos, detenidos por el crimen de haber nacido en el lugar equivocado, incremento de 256,842 en 2006 a 311,169 en 2007.

 Como resultado del temor causado por las redadas y otros factores, marchas pro inmigrante del Primero de Mayo del 2007 fueron más pequeñas que los años pasados. A mediados del 2007, mientras varios organizadores se enfocaban en reforma de legislación, protestas públicas, eliminando las redadas, y ayudando familias y amistades de aquellos que habían sido detenidos por ICE y otras agencias policiacas, accionistas de GEO y CCA tuvieron grandes lucros. Ambas empresas emitieron acciones dos por uno que casi aumento el doble del valor de las acciones de los accionistas en las dos empresas.

 Aunque los accionistas lucraron bastante durante del ingreso del incremento de contratos para ambas empresas, el incremento no fue suficiente grande para satisfacer algunos de los accionistas mayores. J.P. Morgan, un dueño mayor de GEO, abandono la mayoría de sus acciones y renuncio su posición de liderazgo en la empresa.

 Un problema para inversionistas buscando grandes lucros del negocio lucrativo de cárceles fue que la tasa de ingreso no puede seguir subiendo porque las agencias federales no tenían suficiente personal para detener y procesar más inmigrantes que el número que estaban manejando actualmente. Estaba claro que la única manera de incrementar el ingreso a través de incrementar la cantidad de personas levantadas, detenidas, y encarceladas era contratar más personal policiaco.

 La industria de cárceles privadas ahora necesitaba una nueva fuente de personal de aplicación de ley de bajo costo. El nuevo enfoque de expansión de negocios para CCA y GEO aparentemente se convirtió en gobiernos estatales. Ambas empresas incrementaron sus esfuerzos para recibir contratos de estados y gobierno locales que estaban entrando a acuerdo lucrativos con el Departamento de Seguridad de las Fronteras de EEUU para detener inmigrantes en centros de detención estatales y locales.

 El resultado de este cambio en enfoque de negocios es demostrado por el papel de CCA en la ley SB1070 de Arizona y ambos papeles de CCA y GEO en otros esfuerzos legislativos dirigidos a incrementar el número de inmigrantes indocumentados detenidos en más de 20 estados. La gobernadora de Arizona Jan Brewer, quien recibió gran financiamiento de ejecutivos de CCA en Tennessee y emplea 2 antiguos cabildeos de CCA Chuck Coughlin y Paul Sensman, como asesores mayores, firmo la ley SB1070 el 23 de Abril.

 El viernes 30 de Julio del 2010 la Asociación de Gobernadores Republicanos, quienes este año recibieron más de $160,000 en contribuciones de CCA, GEO, y sus cabildeos, enviaron una solicitación escrita al nivel nacional redactada por la Gobernadora de Arizona Jan Brewer pidiendo contribuciones para financiar una apelación de la orden restrictiva contra SB1070 de la juez.

 A parte de los fondos recaudados de esfuerzos partisanos, los esfuerzos legales de Brewer han sido fortalecidos por escritos de apoyo presentados en las cortes de apelación por tres estados—Florida, Tejas y Virginia– que tienen contratos con GEO o con ambas GEO y CCA. Estas dos empresas de cárceles actualmente están elevando su involucramiento político en estos estados y en varios otros que tienen propuestas para leyes anti inmigrantes en sus respectivas legislaturas. En si, 20 estados están considerando leyes inspiradas por SB1070, las cuáles han sido patrocinadas por los candidatos republicanos para gobernador, financiadas en parte mayor por la Asociación de Gobernadores Republicanos.

 El pasado Noviembre, la gerencia alta de CCA en Tennessee contribuyo el bloc más grande de contribuciones fuera del estado recibidas por la Gobernadora de Arizona Jan Brewer. CCA, quien ya tiene varios centros de detención en Arizona y espera expandir el negocio de prisiones inmigrantes en ese estado, está esperando un incremento grande de ingresos durante la implementación de SB1070. Actualmente, Latinos manejando fuera de la ciudad de Tucson en cualquier dirección son detenidos en retenes y se les pide mostrar documentos.

 GEO y CCA ahora están bien involucrados en las elecciones legislativas estatales y de gobernador en estados donde planean expandir su participación en el mercado de cárceles y encarcelamiento. GEO, por ejemplo, apoyo el primer termino del Gobernador Republicano, Bob McDonnell, en Virginia el año pasado, y ha contribuido mucho a la Asociación de Gobernadores Republicanos y al Partido Republicano de Florida. Además de Jan Brewer en Arizona, CCA está contribuyendo a ambos candidatos para Gobernador en California, Republicano Meg Whitman, y Demócrata Jerry Brown. CCA está contribuyendo con dinero al Gobernador de Louisiana, Bobby Jindal, aunque Jindal no está corriendo para reelección, y a la Asociación de Gobernadores Republicanos, que ha contribuido más de $1.5 millones a elecciones estatales este año.

 Desde el cambio de Administración en Washington D.C., GEO ha expandido su presencia allí por agregar los servicios de cabildeos quienes anteriormente llevaban posiciones altas en la campaña Presidencial de Obama, al Administración de Clinton, y las Comités de Apropiaciones del Senado y Congreso. Actualmente, GEO retiene los servicios de tres cabildeos de Washington D.C. quienes también trabajan para Wells Fargo, el accionista mayor de GEO. Unos de cabildeos de Washington D.C. de GEO, Barbara Comstock, también es miembro de la legislatura del estado de Virginia. CCA depende en los oficiales para realizar presión en Washington D.C., donde algunos miembros de la junta, como antiguo Senador Estadounidense de Arizona Dennis Deconcini, tienen buenas conexiones.

 La participación de CCA y GEO en el negocio financiado por fondos de contribuyentes de encarcelamiento de inmigrantes ha crecido bastante desde el 2006. Hoy por ejemplo cualquier personas recogida por ICE en Los Ángeles son enviados a un centro de CCA en San Diego mientras que aquellos recogidos por ICE en Seattle o Portland, OR son enviados a un centro de GEO en Tacoma porque los centros de detención que pertenecen y son manejados por el gobierno federal están al 137% de la capacidad sin espacio para alojar mas prisioneros.

 El Papel de Wall Street

 CCA y GEO empresas de instituciones grandes de Wall Street lucran del negocio de encarcelamiento de inmigrantes como accionistas mayores.

 El inversor más influyente de CCA es un fundo de protección (hedge fund), Pershing Square, el cual es dirigido por inversionista gurú de Wall Street, Bill Ackman. Ackman también tiene un papel importante en Target Corporation y Kraft Foods. Wells Fargo es el inversionista más fuerte en GEO.

 Otros inversionistas mayores con poder para influir la gerencia en uno o otra empresa son Vanguard, Lazard, Scopia, Wellington Management, FMR (Fidelity), y Bank of América. Cada uno de estos dueños mayores es sensitivo a la opinión pública en una forma u otra. Y cada uno de estos inversionistas mayores no dependen en CCA ni GEO para sus ganancias porque cada uno tiene la mayoría de dinero invertido en empresas no relacionadas con cárceles privadas.

 Por casi cualquier medida, el número elevado de deportaciones de inmigrantes no ha tenido los resultados adecuados a nadie excepto a la industria de cárceles privadas. El desempleo entre ciudadanos nativos en el EEUU ha incrementado drásticamente mientras el número de inmigrantes deportados subió a más de 400,000 por año.

 Los Estados Unidos ahora tienen más personas en la cárcel que cualquier otro país del mundo. A casi más de 2 millones, los Estados Unidos tiene medio millón más de personas encarceladas que China, que tiene la segunda población encarcelada más grande entre las naciones del mundo.

 Uno quisiera pensar que presentando esta información a la atención del Congreso será suficiente para impactarlos a abandonar las pólizas que criminalizan inmigrantes. Sin embargo, lo más probable es que esto no suceda pronto.

 La falta de acción por parte del Congreso no solo es a causa de las grandes contribuciones electorales que reciben los Senadores y miembros del Congreso de la industria de cárceles privadas. La mayoría de los miembros del Congreso tienen inversiones personales y más de uno son accionistas mayores de CCA y GEO.

 Mientras que es cierto que muchas personas han invertido en CCA o GEO a través de sus pensiones sin saber, los reportes de las finanzas personales de algunos de los miembros claves del Congreso suponen que algunos de ellos tienen más que interés casual en las fortunas de CCA o GEO.

 Un ejemplo de un grupo fuerte de Washington D.C. con interés financiero substancial en CCA es Senador de Wyoming Mike Enzi, uno de un pequeño grupo de inversionistas en Pershing Square, un fondo de protección que tiene el mayor número de acciones en CCA de cualquiera otra accionista. Senador Enzi, un Republicano con antigüedad que participa en la Comité de Presupuesto del Senado, fue asignado una clasificación de aprobación de 100% por el Control Fronteriza de EEUU (USBC), que se identifica como una “organización ciudadana de presión sin fines lucros. USBC es dedicada a terminar con la inmigración ilegal a través de asegurando la fronteras nacionales y reformando las pólizas de inmigración.”

 Mientras se le pide al Congreso buscar formas de reducir el déficit creciente y aliviar el sufrimiento causados por la crisis económica, cambiando prioridades de las que se benefician empresas de cárceles hacia programas muy necesitados que benefician contribuyentes tiene mucho sentido.

 Obligando al Congreso abandonar las pólizas que criminalizan inmigrantes probablemente va requerir, entre otras cosas, que convenzamos alguna combinación de nuestros fundos de pensión, Wells Fargo, y un fundo de protección clave o dos que despojarse de la industria de cárceles privadas y busquen otro lugar para ingreso.

 Podemos lograr esto. IBM y Ford (Hewlett Packard) cuando fueron cuestionados no pudieron justificar sus inversiones en apartheid de Sur África. Como resultado del creciente movimiento de estudiantes, organizaciones religiosas, sindicatos y accionistas, estas empresas desinvirtieron sus fundos en 1986, contribuyendo a la caída del sistema apartheid racista y hacia la democratización.

 Al igual, Wells Fargo, Pershing Square, y otros gigantes financieros no van a poder justificar sus inversiones en el sufrimiento masivo causado por la criminalización de inmigrantes mientras que el movimiento se une para exponer el daño causado al público a través de sus inversiones en la industria de cárceles inmigrantes.

 ¿Quien sabe? Quizás algunas de estas instituciones financieras vean la sabiduría de invertir en empresas que producen trabajos con sueldos para las familias.

 

[1] Contribuciones electorales de Arizona recompiladas por el National Institute on Money in State Politics muestra que el presidente de CCA Damon Hiniger, CFO Todd Mullenger, CDO Anthony Grande, y en aquel entonces el Asesor General, Gus Puryear, contribuyo a la campaña de Jan Brewer.
 [2] National Institute on Money in State Politics.
 [3] Center for Responsive Politics, Open Secrets.org
 Peter Cervantes-Gautschi es el Director de Enlace, una organización de Portland, OR que se centra en estrategia, campañas de base y capacitación en desarrollo organizacional para las luchas obreras,  y los impactos de las corporaciones multinacionales en la sociedad. Peter ha sido activista laboral desde 1965, comenzando como un joven trabajador del campo en el sur de California para desúés trabajar como organizador para HERE, SEIU y CWA
 www.prisondivestment.wordpress.com

 

About elcomitewa
El Comite is a social justice organization based in Seattle, Washington.

Comments are closed.

%d bloggers like this: